Memorias sobre la democracia y el fascismo
Por Eduardo Luis Aguirre
Durante las épicas jornadas del mayo francés confluyeron multitudes de obreros que marchaban desde las periferias, desde las "banlieurs" oprimidas, estudiantes, intelectuales, militantes sociales y sindicales y ciudadanos portadores de demandas diversas. Nueve millones de personas participaron de aquellas protestas donde los reclamos ensanchaban un horizonte infinito de anhelos. Se marchaba contra el colonialismo y a favor de los derechos de las mujeres; contra el capitalismo y en favor de la paz; se reivindicaban las libertades individuales y las singularidades contra el despotismo de las intituciones; se despotricaba contra la alienación capitalista y el consumismo y se apoyaban las luchas de los pueblos del Tercer Mundo.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

Lejos, a miles y miles de kilómetros de distancia, en los suburbios que circundan la austera monumentalidad moscovita se ha perpetrado un crimen. Una muestra más entre los incontables acontecimientos que atraviesan un mundo que soporta a duras penas una veintena de guerras y el crecimiento inusitado de una violencia interpersonal, verbal, física, institucional, simbólica, social, de género, económica y racial sin precedentes. Este es el tiempo de la exacerbación de las violencias.

Eduardo Luis Aguirre dialogó en Multitud con el filósofo español José Ramón Ayllón. ¿Entendemos el mundo en que vivimos? Acerca de las ideologías. ¿Por qué sostener que las ideologías nacen en Europa en el siglo XVIII? ¿Qué pasaba antes? Ideologías e ilustración francesa. Cómo entender las ideologías. Las ideologías y las luchas por el poder. Eso que llamamos Occidente.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

En 2013, una nutrida marcha que iniciaba en la Bastilla alteraba la impresionante arquitectura parisina. En la ciudad de las luces, un orador encendido, filósofo de profesión, docente de secundario, que por entonces militaba en el viejo Partido Socialista francés se desmarcaba de las socialdemocracias en pleno proceso de degradación: “No queremos al mundo de las finanzas en el poder, no queremos las políticas de austeridad que hacen sufrir a los pueblos de Europa y conducen a todo el continente al desastre", se manifestaba explícitamente "contra el"golpe de Estado financier y acusaba a la "troika"  y a la "vacía Comisión Europea"  de imponer al pueblo "un sufrimiento innecesario que se asemeja al sadismo" para pagar "una deuda que nunca será pagada".

Por Alejandro Galliano (*)

 

 

 

Las izquierdas han reemplazado su «economicismo» de antaño por nuevas formas de «politicismo». Si el determinismo económico era un problema, el abandono del debate sobre cuestiones económicas también lo es. 

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

Gianni Vattimo, creador del concepto filosófico de ‘pensamiento débil’ y referente intelectual indiscutido de la denominada “posmodernidad”, nació en Turín en 1936 y su infancia transcurrió en un contexto epocal atravesado por la guerra, los campos de concentración, las bombas atómicas, el comunismo y los nacionalismos. Estudió filosofía en la universidad turinesa y desde sus primeros años de formación académica entendió que había una imbricación inseparable entre la religión y la política.


Por Juan Antonio Sanz





Taiwán es en estos momentos el escenario de la pugna de chinos y estadounidenses por la hegemonía global, con las altas tecnologías como uno de sus campos de batalla y sin descartar una confrontación más radical.

Por Eduardo Luis Aguirre

 

 

El hombre sabe dónde construir su casa, y el animal su guarida,

mas el alma ingenua de los héroes

no sabe adónde ir”

“Quién alteró primero

Los lazos de amor para convertirlos en yugo” (Hölderlin, El Rin)

La lucha de clases como motor de la historia está más viva que nunca. Probablemente lo estará siempre como categoría política, porque las sociedades evolucionan a través de los conflictos. No obstante, en aquellos márgenes en el que los pueblos saben que sólo sobrevendrán más sufrimientos, la información fidedigna del horror probable habilita la novedosa realidad teórica de oponernos a la disolución lisa y llana de un frente patriótico escarnecido, ultrajado, colonizado.