¿Asistimos a un rearme japonés?
Japón, un país jaqueado por la proximidad de vecinos que tensionan sus relaciones internacionales. La complejidad de la influencia de China, Rusia, Vietnam, las dos Coreas y EEUU en la política exterior japonesa. Las rispideces y disputas. Reivindicaciones territoriales, competencia económica y tecnológica y desconfianza mutua. El crecimiento sostenido de las denominadas” fuerzas defensivas” que le fueron autorizadas a Tokio años después de la segunda guerra mundial. Japón posee actualmente el cuarto ejército del mundo. Un país de más de 130 millones de habitantes, tercera potencia económica del mundo y un “milagro japonés” que parece languidecer mientras el último presupuesto militar alcanza niveles nunca vistos.

Eduardo Luis Aguirre dialogó en "La condición humana" con el filósofo español Ignacio Castro Rey, autor de "Mil días en la Montaña", "Lluvia oblicua" y "Ética del desorden", entre otras obras notables.

Una conversación exquisita sobre la vida, la emancipación, lo político y la pasión por el pensar. Sobre la aventura de escribir un libro atravesado por las sensaciones tan profundamente humanas que sobrevienen en la soledad de las las cumbres. Un pensador que concibe sus libros como armas, paradoja metafórica en un amante empedernido de la paz y la libertad , que piensa a borbotones, sin pausas y nunca nos deja afuera. Que nos convoca, en la audacia revolucionaria y promediada de la más descarnada humanidad, a pensar detenida y detalladamente en nuestra propia existencia.

 

Por Liliana Ottaviano

La impronta porteñocéntrica en la mirada hacia un país que no es, sigue dando cuenta del pensamiento colonial sobre el que se asienta la invisibilización de nuestros pueblos originarios. La burguesía portuaria siempre se ubicó de espaldas al país y con la mirada puesta en Europa. Ubicarse de espaldas a un espacio geográfico habitado por miles y miles de personas que preexistían a la llegada de los primeros barcos conquistadores configura el escenario desde el cual se piensa nuestra identidad nacional.  Así se fue gestando este país.

 

Por Eduardo Luis Aguirre

Cuando me contaron lo que le había dicho nuestro Presidente a Pedro Sánchez pensé que parodiaba a Macri. Pero no. Lamentablemente repetía el mismo disparate racista de que los argentinos descendemos de los barcos. Macri lo había dicho en Davos, con similar convicción e ignorancia, en enero de 2018, sólo que había conglobado en esa condición a todos los sudamericanos.

Eduardo Luis Aguirre dialogó en "La condición humana" con el filósofo Luis Diego Fernández sobre el pensamiento de Deleuze y Guattari.

El concepto de lo molecular. La irrupción del uribismo en Colombia con una extrapolación insostenible respecto de la revolución molecular "disipada". Ni las revueltas colombianas ni las protestas de Chile guardan relación alguna con lo molecular. La singularidad del pensamiento de ambos filósofos, la peculiaridad libertaria y antiestatalista del mayo francés y sus ostensibles diferencias con las demandas de mayor expansión de derechos en América Latina. Una conversación sobre una problemática que ayuda a comprender mucho más que un nuevo y sesgado intento de malversar una categoría política por parte de las derechas intensas. Nota al pie sobre Maquiavelo.

Por Eduardo Luis Aguirre

Cualquiera sea el resultado final de las elecciones peruanas, la realidad objetiva no nos releva del deber de pensar cómo una candidata como Keiko Fujimori pudo haber obtenido semejante apoyo popular.

Por Eduardo Luis Aguirre

Transcurren horas decisivas en el país hermano. El balotaje trasciende largamente el acontecimiento electoral. El fujimorismo juega su última carta para asegurar la continuidad de una herencia macabra. Para garantizar la impunidad de violaciones escandalosas a los derechos humanos, continuar en una senda opaca de corrupción institucional y custodiar los intereses del capital financiero y de su aristocracia, la clase dominante limeña que ha cercado históricamente la Casa de Pizarro.

Por Ignacio Castro Rey

Conmueve la perplejidad progresista ante los abrumadores resultados madrileños, pero este asombro depresivo proviene en parte de un narcisismo cuyas gafas ahumadas impiden ver lo que es obvio. No solo en Madrid, la gente está harta, muy cansada y queriendo volver a vivir.