• Las palabras y la masacre

    Las palabras y la masacre

    Por Eduardo Luia Aguirre

    Toda tragedia humanitaria se entiende, únicamente, si se analizan las causas subyacentes, la construcción intencionada de subjetividades hostiles, de un sentido común conservador, de un enemigo interno o externo, de retóricas y lógicas binarias e intolerantes.

  • Un libro necesario

    Un libro necesario

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Tuve el honor de ser uno de los presentadores del libro  “Me sangra la poesía por la boca”, del escritor Sergio De Matteo.

  • Antes de la lluvia

    Antes de la lluvia

    Por Eduardo Luis Aguirre

    El gobierno debe creer, sinceramente, que así como ha podido construir realidad y  producir y colonizar subjetividades, también puede controlar las pulsiones y antagonismos que ha construido y que tan funcionales le han sido en el plano discursivo y electoral.

    Por Javier de Lucas (*)

    Muchos de nosotros estamos conmocionados aún (aunque no sorprendidos, desgraciadamente) por la vuelta de tuerca que ha supuesto el Consejo Europeo celebrado el 16 de septiembre en Bratislava, que ha colocado inequívocamente las políticas migratorias y de asilo de la UE bajo el paraguas de las políticas de seguridad y defensa. Una vez más, se envía a la opinión pública europea el mensaje de que inmigrantes y solicitantes de refugio son riesgos relevantes, si no incluso amenazas, para la seguridad de las fronteras y también amenazas internas, como posibles ejércitos de reserva del terrorismo.

    Por Nazanin Armanian (*)

    Cunde pánico en las filas demócratas. La imagen de una Hilary Clinton enferma está poniendo en jaque la campaña demócrata. Aunque la candidata aún goza de ventaja respecto a Donald Trump, puede que antes del 8 de noviembre se produzca una ‘sorpresa de octubre’, un incidente de gran impacto en el tramo final de la campaña que sea capaz de inclinar la balanza a favor de Trump y le traslade de las platós de televisión a la Casa Blanca.

    El resurgimiento de las derechas radicales europeas reconoce en Polonia y Hungría a dos de sus expresiones emblemáticas.

    Polonia ha sido gobernada desde hace una década por dos espacios políticos de derecha. La Plataforma Cívica, liderada por el Presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, y su versión más extrema, el denominado Pis (Partido de Ley y Justicia) -cuyos máximos referentes fueron los hermanos Kaczyńsk- reciente ganador de las elecciones de 2015 que consagraron Presidente de la República al académico Andrzej Duda con algo más del 37% de los sufragios, en una compulsa en la que votó apenas el 56% de los polacos.

    Por Diego Hernando Gómez

    En el mundo de hoy se han acumulado inmensos valores materiales y espirituales, fruto de los esfuerzos seculares de la humanidad, de las conquistas que hicieron época en el dominio del conocimiento. Una tarea primordial de la comunidad humana es la de velar a que estas conquistas se pongan no al servicio de la destrucción de la civilización, sino al servicio del progreso y de la paz, de la transformación de la naturaleza en provecho del hombre, del mejoramiento de las condiciones de vida de los que habitan nuestro planeta. Eso es justamente el problema cardinal del mañana, del porvenir de la sociedad humana…”(1).

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Hoy se conmemoran 15 años de la primera vez en la historia que los Estados Unidos sufrieron un ataque en su territorio. De acuerdo a la versión oficial, los embates terroristas tuvieron lugar en el corazón mismo del capitalismo financiero, y sus consecuencias, más allá de la cifra estremecedora de muertos, influyeron decisivamente en el rearmado geopolítico del mundo.

    En distintas oportunidades, desde este mismo espacio, hemos analizado el rol de los grandes medios de comunicación y sus actuales potencialidades, capaces de falsear la realidad histórica, participar de operaciones concertadas, legitimar guerras y gigantescas masacres, desestabilizar gobiernos y aupar candidatos, entre otros ejemplos recientes ocurridos en todo el mundo.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    El mundo está en guerra, no guerra de religiones, es una guerra de intereses, por los recursos naturales, guerra por el dominio de los pueblos. Alguno puede pensar que estoy hablando de guerra de religiones. No. Todas las religiones queremos la paz. La guerra la quieren otros. ¿Entendido? (Papa Francisco)

     

    Por Eduardo Luis Aguirre
     
    Como ocurrió siempre, y se hizo más visible desde el 11 de septiembre de 2001, los atentados terroristas terminaron contribuyendo a una profundización de la fascistización de las relaciones internacionales. A la consolidación de un estado de excepción en todo el mundo.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    En los últimos tiempos, la Provincia de La Pampa ha adoptado dos resoluciones trascendentales en materia de derecho sancionador juvenil.
    Una de ellas, es haberse expedido en contra de la denominada baja de la edad de punibilidad penal. 

    Es posible intervenir exitosamente en la prevención de delitos violentos que causan especial sensibilidad y alarma en la población (por ejemplo, el robo de viviendas, los asaltos a mano armada o la violencia de género), mediante estrategias democráticas y respetuosas de los Derechos Humanos y las garantías de los involucrados.

    Ante la reaparición cíclica del clamor manodurista que pugna por disminuir la edad de punibilidad de niños y niñas, reeditamos este artículo, publicado hace varios años, como producto de una beca de investigación obtenida en el Instituto de Sociología Jurídica de Oñati.

    Resulta muy difícil escindir las conflictividades que caracterizan a las sociedades del tercer milenio del estado de excepción que imponen el nuevo modelo de acumulación del capital y un sistema de control global punitivo en cuyo interior se saldan las guerras contemporáneas.

    Breves e impecables reflexiones del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos sobre los lugares comunes del pampenalismo y la demagogia punitiva.

    Por Eduardo Luis Aguirre


    Fue un verdadero honor participar del excelente I Congreso Internacional de Victimología en Homenaje al querido Profesor Juan Carlos Domínguez Lostaló como miembro del Comité Científico del mismo y como disertante en el Simposio por Invitación “Genocidio y Derechos Humanos: intervención de instancias internacionales en regiones de conflicto”, compartiendo palestra junto a  Ticciana Palumbo. Lic. en Psicología. de la Corte Penal Internacional de La Haya, Países Bajos,· Unidad de Víctimas y Testigos (VWU - Victims and Witness Unit);  Alejandra Slutzky. Consultora en ámbito de Derechos Humanos en regiones de post· conflicto y justicia transicional. Diputada por el Partido Socialista de Holanda(2001-2003).

    Un merecido y memorioso reconocimiento a este emblemático docente y amigo, quien allá lejos y hace tiempo me invitara a intervenir en algunas de sus multitudinarias clases en la Facultad de Psicología de la UNLP. Un homenaje a Juan Carlos, en semejante encuentro, se asemeja en lo que el sistema cosmogónico de los antiguos pueblos originarios podría ser asumido como un hecho ordenador de la vida cotidiana, una restauración del equilibrio comunitario, que es bueno, muy bueno, que se propicie desde la propia Academia.
    Más info de este extraordinario encuentro en http://www.psico.unlp.edu.ar/victimologia

     

    “Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación” (Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 7).  “Cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto se compromete a respetar y a garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción los derechos reconocidos en el presente Pacto, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social” (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, artículo 2.1)