• Los mapuches y la violencia

    Los mapuches y la violencia
    Por Eduardo Luis Aguirre (*)



    En los últimos tiempos las prédicas de funcionarios, corporaciones y medios de comunicación  apabullan dando cuenta de la naturaleza y las conductas pretendidamente “violentas” de los mapuches, tal como lo planteaban en el siglo XIX los prohombres de aquel estado liberal, militarista y oligárquico que perpetrara dos genocidios sucesivos: la masacre del pueblo paraguayo y la “Conquista del desierto” (habitado).
  • Macri: diferencia entre Poder y Hegemonía

    Macri: diferencia entre Poder y Hegemonía

    El régimen de poder del neoliberalismo ha logrado desconectar el malestar económico-social de cualquier modalidad emergente de un proyecto transformador. Los políticos macristas son mediadores intercambiables que cuentan con esa maquinaria neoliberal capaz de producir nuevas formas de subjetividad. En este sentido es que el macrismo es una variante del poder neoliberal y no una hegemonía.

    Por Jorge Alemán

  • Aristóteles, la filosofía y la psicología. Desde el estudio del alma a la colonización de subjetividades

    Aristóteles, la filosofía y la psicología. Desde el estudio del alma a la colonización de subjetividades

    Por Eduardo Luis Aguirre (*)

    El capitalismo tiene mucha más fuerza de la que pensaba Marx: no era solamente la explotación de la fuerza de trabajo sino un modo de apropiarse de la subjetividad. El neoliberalismo, que es una mutación del capitalismo, se caracteriza por ser una gran fábrica de subjetividades” (Jorge Alemán).

    Por Diego Gómez (*)

    La apasionante historia del país latino de los Balcanes.

    “¡Asesino, torturador, ladrón, corrupto, misógino, pirómano, belicista, mentiroso y estafador!”

    Por Nazanin Armanian (*)

    Siria, Afganistán y Corea del Norte han sido elegidos por la Administración Trump para mostrar músculos y dientes, y anular el poco cerebro que había exhibido hasta hoy.

    Por Diego Gómez (*)

    La ocupación nazi-fascista de Yugoslavia, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, provocó un alzamiento popular que iba a terminar derrotando no solo a los invasores sino que también liquidaría el domino de la burguesía yugoslava.

    Por Nazanin Armanian

    Bajo el pretexto de castigar al gobierno de Bashar al Assad por el supuesto uso de armas químicas contra la población de Khan Sheikhoun el día 4 de abril, el régimen de Donald Trump ha lanzado unos 60 misiles sobre una base militar siria, sin la autorización de la ONU, ni siquiera la del Congreso de EEUU.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    Cuando parecía que un  determinismo inexorable en la historia política continental marcaba, uno por uno, el ocaso de los experimentos populistas, el triunfo de Lenin Moreno, garante del rumbo impuesto en Ecuador por el correísmo, acaba de fortalecer el presente e iluminar el futuro de los pueblos del sur.

    Por Eduardo Luis Aguirre

    La relación entre la guerra y el derecho a hacerla encierra algunas cuestiones históricas, geopolíticas y jurídicas, que merecen algún nivel de profundización, sobre todo porque implican o aluden a las formalidades legales que deben cumplirse para acceder a la decisión  estatal de  recurrir a las hostilidades. Y que, en definitiva, parecen  sugerir la existencia posible de una “guerra justa”.

    Por Gastón Rieder (politólogo)

    Este trabajo se propone realizar un análisis de la variedad de prácticas democráticas y autoritarias al interior de la Federación Rusa a partir del marco teórico elaborado por Steven Levitsky y Lucan Way en su obra “Competitive Authoritarianism: Hybrid Regimes after the Cold War” (2010).

    Por Nazanin Armanian (*)

    No hace daño a nadie tener gustos horteras y colgar cortinas doradas en el Despacho Oval, cuando alguno de estos ricos tienen su inodoro bañado en oro; el prestamista indio Datta Phuge adornaba su cuerpo macizo con una camisa hecha de aquel metal amarillo.

    Por Diego Gómez (*)

    Luego de 18 años, el sábado pasado, el tren que iba a conectar Belgrado con Kosovska-Mitrovica fue detenido en Raska, ciudad fronteriza entre la República de Serbia y Kosovo.

    Por Nazanin Armanian (*)

    En 1829, el dramaturgo y diplomático ruso Aleksandr Griboyédov era asesinado en Teherán por un grupo de ciudadanos enfurecidos por el humillante Tratado de Turkmenchay (1828), que Rusia imponía a Irán tras la victoria en la última guerra entre ambos estados: 20 millones de rublos por daños, la anexión de Armenia, Georgia, Azerbaiyán, Abjasia, Osetia del Sur, y el control total sobre el mercado iraní.


    Desentrañar el entramado explicativo de  las causas y consecuencias de los magnicidios  supone una operación para nada sencilla.

    Ayer fue asesinado en Ankara el embajador Andréi Kárlov, un funcionario clave de la diplomacia rusa, que antes de ser destinado a Turquía había cumplido funciones análogas en otro lugar sensible para la administración Putin: Corea del Norte.

    Por Nazanin Armanian

    Antes de abandonar la Casa Blanca, el presidente Obama ratificará la prorrogación de la Ley de Sanciones a Irán aprobada por las dos cámaras para otros diez años. La Ley elaborada en 1996 por el gobierno de Bill Clinton sanciona a las empresas que invierten en el sector energético iraní. El parlamento de la República Islámica, como represalia,  acaba de aprobar una moción de triple urgencia para reanudar las actividades nucleares.

    Por Diego Gómez (*)

    El surgimiento de la República Popular Húngara (RPH), el 16 de noviembre de 1918, acababa definitivamente con la unión monárquica entre Austria y Hungría. A mediados de octubre de 1918, mientras el ejército austrohúngaro se desintegraba en el frente, en las calles de Budapest se sentía con fuerza el descontento popular para con la guerra. A principios de noviembre, tras la Revolución de los Crisantemos (1), dirigentes del Partido Socialdemócrata Húngaro, del Partido Radical y del Partido Karolyi reunidos en el Consejo Nacional, intentaban conformar una Hungría independiente y republicana.

    Por Diego Gómez

    Lo que empezó como un movimiento de resistencia contra la invasión nazi se transformó en una fuerza que terminaría modificando radicalmente la organización política, económica y social de Yugoslavia bajo la dirección burocrática de Tito.